Aguas ácidas

Esta entrada también podría llamarse "debajo del puente en el río" recordando esa canción de Pedro Guerra, "bajo el puente, "sobre el Odiel", "puente del dique Juan Carlos I", pero no, se llama como se llama por la sencilla razón de que por los vertidos de las fábricas del Pólo Químico de Huelva a la Ría, el PH se dispara y tiñe sus aguas de este color.

Prometo que esta foto sólo tiene ajustes de niveles, contraste y brillo desde acr, y que no he alterado en nada el color que presentaba el agua del Río Odiel. La suavidad se debe a una exposición de treinta segundos.

Recuerdo que teniendo unos cinco o seis años iba los veranos a una escuela náutica en la Ría de Huelva a aprender a navegar, y que los monitores nos impusieron rigurosamente la norma de entrar en las embarcaciones antes de que agua nos llegara a los genitales. Tal vez con éso os podéis hacer a la idea de la gravedad del asunto. Y es que entonces varias factorías vertían regularmente ácido sulfúrico al agua, cosa hoy más o menos controlada.

El problema no es tan crítico ahora, pero esta estampa se repite con demasiada frecuencia, y aunque sólo sea por el calentamiento temporal del agua y las variaciones del PH la cosa no deja de ser lamentable.

Con los puestos de trabajo como argumento "sí" está justificado contaminar un Paraje Natural, pero no lo está construir con máximo respeto al medio ambiente una carretera para unir Huelva con Cádiz, dos provincias que se dan la mano geográficamente, pero que están separadas por más de dos horas en coche.

Como diría Boskov, Huelva es Huelva.

7 comentarios:

Ripley dijo...

tan increible el color del agua como lo que nos cuentas. Pues mira sí, los argumentos de los q mandan son a veces tan estupidos que quedan retratados en su propia estulticia, lo peor es que luego hay quien vuelve a votar por los mismos idiotas. no sabia que se tardara tanto en el viaje huelva-cadiz, en fin, ¿a que seguir? abrazos

ercanito dijo...

Se tarda y se paga, Adol, porque de Sevilla a Cádiz hay dos puestos de peaje. ¡Casi na!

Javier Ll. dijo...

Preciosa imágen en cuanto a composición y colores, pero terriblemente desgraciada en cuanto a la historia del mismo.

Un saludo.

William Alexander López dijo...

Preciosa !!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que cosa más preiciosa... que tendrñá mi tierra andaluza que le sale el alma por los cuatro costados...

Saludos y un abrazo enorme.

kiko esperilla dijo...

Hombre Andrés no me lo había planteado, ver linces desde una autovia. Yo recortaría un pelín por los lados y arriba. La luz lateral al ladoi de los pilares y la viga de arriba distraen

ercanito dijo...

Kiko: estoy contigo, suena raro ver un puente sobre Doñana, pero si un puente no puede cruzar el Parque, ¿por qué sí puede cruzarlo un oleoducto? No puede contaminar más un puente con la tecnología más avanzada para limitar los efectos sobre el medio ambiente que una tubería que transportará hasta Extremadura millones de toneladas de crudo al año. ¿Y si se rompe la tubería? ¿Y si volvemos a sufrir otro caso como el de la mina de Bolidén? ¿Sabemos realmente cuánto sigue costando al Estado la guasa del vertido? ¿Y la naturaleza? Si además de contaminación hablamos de desarrollo seguro que el puente es más necesario, pero en esta tierra prima más lo aburdo que lo coherente.
En cuanto a la foto, gracias por los consejos, kiko. Haré una prueba recortando un poco la foto a ver qué tal el resultado.
Un abrazo.