Hay que ser muy guarro...


Cada foto suele tener una historia detrás, y la que le corresponde a ésta la contaré: en el paseo a Mora de antes de comer me llevé la cámara con el macro montado. Hice algunas fotos por hacerlas; iban a ser malas y las borraría más adelante, pero a penas vi alineadas estas dos flores me di cuenta de que había foto. A poco que medí la luz para una primera prueba con poca profundidad de campo la perra se me fue a una bolsa de basura a matar el gusanillo. Yo, que soy amante de los animales, no vacilé un segundo y me fui tras ella. Sabía que andaba regular del estómago y lo primero es lo primero. Segundos más tarde, con Mora ya a mi lado relamiéndose los bigotes, regresé pensando en disparar a f 8.0 y enfocar la primera flor al completo, pero el bichito rojo había quedado con unos colegas para tomar unas cervezas frías, que es a lo que invitaba la tarde. Me acordé del guarro que no metió la bolsa en el contenedor mientras yo la depósitaba en su sitio, y resignado pensé que la foto no estaba para mí. Otra vez será...

15 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Pero bueno Andrés... ¿tienes queja de esta foto? El bichito le da el toque distinto a un macro normal y corriente de una flor y te ha quedado muy bien aunque ha logrado que no centres toda la atención en la flor y la parte más cercana haya quedado desenfocada, cosa normal tratándose de un macro.

Un abrazo.

Hellag dijo...

assim fica "recheada", com condimento, como o blo com a cereja no topo! está fantástica :)

AnuKa dijo...

Pues a mí me encanta!

Chapa dijo...

O bicho é simpático.

Mª Angeles y Jose dijo...

Pues despues de lo que nos cuentas, que quieres que te diga? esa foto es una maravilla.

Besos

Javier Peña dijo...

Me gusta el encuadre en diagonal de las flores, el desenfoque de la flor principal me gusta, el desenfoque de la flor del fondo no tanto, mejor algo menos desenfocada, el meter el bichito en el encuadre es un acierto, rompe con tanto amarillo.
saludos

ercanito dijo...

Juan Carlos: que el primerísimo plano quede desenfocado no me ha preocupado. De alguna forma te mete de lleno en el insecto, que es lo que rompe con tanto amarillo. Más me molestó no haber enfocado en las antenas del bichito.

Javier: ahí está el coraje. Lo tenía todo a favor, porque el bicho parecía congelado, y me confié demasiado pensando que tendría toda la vida para hacer pruebas. Si la primera foto la hubiera hecho a f 8 otro gallo habría cantado. Se agradece la crítica.

Ángel dijo...

No te digo na, ya te lo has dicho tu todo ... Seguro que en otra ocasión la rematas Andrés. El color es precioso.
un abrazo

ercanito dijo...

Gracias Ángel. En cuanto al color, hay que ver lo que hay que subexponer con el amarillo en comparación con el resto de la gama de colores... pero al final es verdad que queda bien.

Luz dijo...

Pues yo la veo guapa, guapa...bolsas de basura aparte...
Besos!

imanol dijo...

nola compañero soy novato en este mundillo y bueno tus fotos me dejan plasmao, ya me daras algun consejo un saludo

Liliana Lucki dijo...

No soy fotógrafa,disfruto del buen trabajo de quienes lo saben hacer.

Tus trabajos son obras maravillosas.

Un placermis felicitaciones.Saludo desde Argentina,Liliana.

Merce dijo...

Alucinadita estoy con tus ultimas entradas y, ni te cuento con el parasol, es que no dejo de mirarla y mirarla y mirarla uuuuuuuuuufffffffff

:)))

Jan Puerta dijo...

Una gran idea precedida de una historia divertida. Lo de enfocar las antenas hubiera estado bien, pero entonces hubieras querido enfocar el cuerpo.
¿Es que nunca estamos contentos?
Un abrazo

ercanito dijo...

Qué razón tienes Jan. Además de hacerme gracia el comentario, reconozco que es acertadísimo. La próxima vez empezaré a hacer pruebas con diafragmas más cerrados para luego divagar despreocupado.
Un abrazo a todos y muchas gracias por participar en vuestro blog.