Fotografías y experiencias de un madrugador


Me desperté como un resorte a las seis de la mañana teniendo como referencia la hora del amanecer del horario de verano, y cuando llegué al lugar escogido no había más luz que la de la de mi teléfono móvil. Habían cambiado la hora y yo había perdido sesenta minutos de sueño con lo calentita que estaba la cama. De todas formas, me vino bien para hacer unas pruebas de fotografía a las estrellas.

Salté dos vallas de dos metros cada una que separaban la calzada del Paraje Natural Marismas del Odiel. No tener luz me obligó a ello, pero a la vuelta, ya de día, pude pasar por un agujero enorme a cuatro o cinco metros de donde di los saltos, lo que naturalmente me dio mucho coraje.

Tras un paseo de media hora sobre lodo, crucé un canal con poca agua (que luego me daría una sorpresa), y llegué al lugar exacto desde donde hice estas fotos.


Flamencos en las Marismas del Odiel. Huelva, noviembre de 2.010

Desde que vi la expo "Al Fin y al Cabo" de Pérez Siquier en Aracena no dejo de asombrarme de las posibilidades del formato 1x1. A fin de cuentas, un cuadrado es geométricamente perfecto...


P.N. Marismas del Odiel. Huelva, noviembre de 2.010

Los contraluces son suaves antes de que salga el sol, pero la fuerza de las figuras en sombra sigue siendo la misma. Es un lujo contemplar estas cosas, sin embargo es gratis. Hacer la foto no tanto, a no ser que te regalen el equipo.



P.N. Marismas del Odiel. Huelva, noviembre de 2.010

En las anteriores estaba tumbado para tratar de eliminar la presencia del polo industrial del fondo, pero pensé que también podría tener su juego. Esperé a que los flamencos me dieran una alegría y parece que me leyeron el pensamiento. Antes de salir el sol la riqueza tonal es grande, y se pueden hacer fotos en grises con mucha información sin renunciar a un contraste alto.

P.N. Marismas del Odiel. Huelva, noviembre de 2.010.
Ya estaba saliendo el sol, la marea iba subiendo y mis pies se hundían en el fango. Se dificultaba la búsqueda de alimentos de los flamencos que buscaban mejor puerto. El esfuerzo del madrugón quedó recompensado, pero mi sorpresa fue que el canal que salté de noche para llegar hasta aquí había aumentado su nivel de agua y por poco no puedo volver atrás. Por si no lo sabéis, tengo un ligamento roto en un tobillo y saltar me supone un riesgo enorme para mis huesos y articulaciones inferiores. Pasé un mal rato porque o saltaba o nadaba, pero afortunadamente todo quedó en anécdota y si no pasa nada raro, podré disfrutar de éstas y otras fotos lo que me quede de vida.

18 comentarios:

Ducky dijo...

Las fotos bien merecieron un madrugón.

Angel dijo...

La última foto parece sacada del National Geografic. Magníficas todas. Un abrazo.

Ángel dijo...

Me gusta la serie Andrés. Muchas veces las mejores fotografías surgen de los momentos más inesperados. El formato cuadrado se me antoja complejo, en el sentido de que componer en él, con ritmo y armonía siempre es más difícil. Pero como bien dices todo es ponerse.
La última es la que más me gusta, justo en el despunte del sol. Bellísima.
Un abrazo

ercanito dijo...

Y tan inesperado, Ángel. Madrugué para hacer macros a primera hora de la mañana, pero la jugada del despertador me hizo cambiar de idea a pesar de que el equipo que llevaba era inapropiado: ni llevaba angular ni un tele largo. Las cuatro fotos subidas están hechas con un 90 mm fijo.

Respecto al formato cuadrado... yo me pregunto cómo componer, cómo encuadrar, cómo ordenar los elementos... el primer encuadre es una osadía que quizás esté incluso atentando contra la excelencia fotográfica de los que saben de esto. Tan sólo me guié de una foto de Pérez Siquier para dejar casi todo el espacio a los planos desenfocados para conseguir que miremos justo donde quería. Eso sí funciona, pero ya me gustaría saber leer la imágenes cuadradas.

kiko esperilla dijo...

Andrés, illo, que te vas a matar. Lo que pasa es que el que quiere peces...ya sabes. Buena serie, pero no para hacerla todos los dias. Mereció la pena y bienvenido al formato cuadrado. Yo personalmente lo adoro.

diminuto blog dijo...

Es un lujo contemplar estas cosas, sin embargo es gratis

Gratuito y relativamente abundante cuando podemos distinguir. Y para distinguir, hay que andar, que caray. Es posible que en el camino no encontremos aquello que pretendíamos, pero siempre habrán sorpresas.

El 1x1 se me antoja muy bello, y a pesar de lo que pudieran opinar teóricos fanáticos (opiniones que me traen al fresco).

Buenos días.

Noemi dijo...

Preciosas fotos!, no se con cual me quedaria, todos tienen unos colores impresionantes y muy buena composicion.

Besos!

Merce dijo...

Bueno, lo primero, a modo caray que en una de estas nos quedamos sin nuestro ercanito preferido y luego, ¿que? nos pelearemos por heredar tu blog y... uy uy uy!!! ;)

El esfuerzo ha valido la pena, lo malo es que podría haberse quedado en algo mas serio, menos mal que no :)

Me quedo con la referencia del 1x1, me gusta mucho, habrá que probar...

Me encantó la serie es una gozada, para haber salido con el manterial inadecuado miedo me dá si vas armado como debieras ;)

Cuidate anda, que yo no me quiero perder por nada del mundo esa entrevista que tienes pendiente ;)

Bicos

Marcos Muñoz dijo...

Tremenda serie, Andrés. Todas son estupendas, pero si me tubiera que decantar por alguna seria por la primera, esa vista desde el suelo me parece muy buena. Un saludo.

Juan Carlos dijo...

El madrugar tuvo su recompensa. Los flamencos a contraluz geniales y más con el contraste naturaleza-industria que nos enseñas.

Un abrazo.

Lito dijo...

Mereció la pena tanto esfuerzo para llegar al lugar ideal.
Las fotos de los flamecos con los rojos de amanecer al fondo son preciosas.
Seguro que estas fotos con el tiempo las apreciarás más que otras.
Saludos.

Jaime Capote dijo...

Es curioso cómo cada uno es de su padre y de su madre; lo digo porque a la hora de elegir cada uno se queda con la suya. Yo me quedo con la que se ve bien el polo químico (b/n). Está claro que no vamos a inventar nada nuevo pero para mí ir más allá de la 'postal' es importante, y esa vá. Por cierto si no te importa mándame una copia a color al correo, me gustaría ver cómo quedan esas luces de las farolas del fondo.

Jan Puerta dijo...

Los amaneceres son fundamentales para entender la luz en la fotografía. Es necesario madrugar para poder hacer cientos de pruebas.
Los formatos cuadrados realizados con una digital, depende de la composición previa. Por ejemplo, yo cuando las hago en digital, disparo directamente encuadrando lo que será la imagen final. En esto, como en tantas cosas, cada uno tiene su librillo.
En el blog tengo muchas muestras. Después simplemente hago el recorte y descarto lo que me sobra.
Un abrazo

ANRAFERA dijo...

Que bello amanecer...excelentes fotografías con esas tonalidades que sólo las ofrece el amancer. Felicitaciones. Saludos
Ramón

XuanRata dijo...

Seguirte en tu madrugón ha sido de lo más reconfortante, sobre todo sentado aquí en mi cálida habitación. Estas pequeñas locuras siempre merecen la pena, aún sin la recompensa de las fotos.

Yo me quedo con la segunda: el punto de vista embarrado, el desenfoque del primer plano, el flamenco alzando el vuelo en el momento y lugar justo...fantástica! Y mira que me gusta la de las gruas al fondo pero me falla el corte por abajo.

En cuanto al formato cuadrado, yo también me confieso adicto. No compongo en cuadrado cuando disparo, pero después me encanta meter la tijera y concentrar la mirada.

Todo un gustazo esta entrada, Andrés. Un abrazo.

Nkg Fotografía dijo...

Son unas tomas increibles, menudo color... seguro te mereció la pena el madrugón... Saludos!!

Nkg Fotografía dijo...

Son unas tomas increibles, menudo color... seguro te mereció la pena el madrugón... Saludos!!

Nati Martínez dijo...

Hacía días que no pasaba por aquí y me he llevado una muy grata sorpresa. Un abrazo