12 Reglas básicas de un fotógrafo, por Javier Arcenillas

En Mi retina vamos a proponer deberes. Los que se deducen de las 12 reglas básicas que propone el señor Arcenillas para respirar la fotografía de forma sana, natural, respetuosa y constructiva.

Javier Arcenillas es un fotógrafo destacado cuya trayectoria le ha reportado innumerables distinciones, la última la selección de su reportaje "Sicariato de Sión" sobre la violencia en Latinoamérica en la exposición del XIV Concurso de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, que organiza Médicos del Mundo. En su web he descubierto unas reglas básicas cargadas de coherencia para aplicar a las costumbres fotográficas de todos, aunque realmente van dirigidas a profesionales.

Yo me quedo con la regla número nueve (y la ocho), aunque me valen todas. Echa un vistazo a ver cuál te quedas tú. A mí me ha parecido necesario compartirla con todos porque me parece muy coherente, y tras pedir correspondiente autorización a su autor, aquí os lo dejo. Buen provecho:


12 REGLAS BÁSICAS DE UN FOTÓGRAFO

1. Aprende a mirar sin la cámara, es sólo una herramienta, que no decida por ti. Después ríe y sonríe, no hay mejor presentación.

2. La experiencia sin el conocimiento no te lleva a mejor puerto. Para ser fotógrafo hay que prepararse, estudiar y comprender lo que te rodea, ser siempre alumno. Y los idiomas serán el primer paso a ese entendimiento.

3. No vivas de los sueños, empieza a hacer fotos disfrutando sin perder la ilusión ni la sed de curiosidad pensando siempre en Presente.

4. Qué hacer, cómo hacerlo y por qué lo hacemos.

5. Termina lo que empieces porque de nuestro optimismo nace el mejor resultado.

6. No te rindas jamás, porque la fotografía en cuanto a reportaje se refiere no es oficio ni profesión, esto es una forma de vida, y mientras antes te des cuenta mejor para todos. No siempre estamos preparados para afrontarlo.

7. Primero actúa, después reflexiona.

8. Siempre contar la verdad por frustrante que sea. Algunas veces no alcanzaremos nuestras metas pero hay que continuar. Y dejar la prepotencia enterrada, los buenos fotógrafos y mejores personas no son así.

9. Ser crítico y realista con nosotros y con los demás. Cualquier trabajo fotográfico merece una opinión sincera y una crítica constructiva por parte de quien lo observa o admira, y no siempre la experiencia o la edad dan la razón a los entendidos. Si tenemos seguridad en la historia confiemos en nuestros argumentos, pero aceptemos opiniones por muy hirientes que sean. No hay mejor motivación que una mala crítica, así es como aprendemos.

10. Que esta sea tu frase de cada día: “por una vez voy a escuchar”, sentirás el remedio al mal del mundo. La indiferencia.

11. No dejar que la gloria nos consuma. Ni somos bohemios, ni elegidos, ni estrellas mediáticas. Los protagonistas son aquellos de quien hablamos. Con modestia. Nuestro trabajo puede hacer cosas muy buenas... y por supuesto muy malas.

12. Piensa en ti el último, las personas que nos rodean son lo primero y se merecen tu tiempo. Deja de ser egoísta. Tenemos una bella forma de vivir que no se suele entender, es mejor no explicarlo, sólo el que se ha entregado a la Fotografía conoce esa satisfacción. A QUE ES FANTÁSTICA.

15 comentarios:

luis dijo...

Muchas gracias por estas doce joyitas que nos regalas de parte del Sr Arcenillas.
Interesantes no solo en su primera lectura sino en otras muchas realizadas con más calma.
Saludos

Jaime Capote dijo...

Puestos a elegir, para mí la primera premisa es LA PREMISA. Haz fotos aunque sea sin cámara. Lo de reir debería estar en otro punto.
Si no hubiera estado 'haciendo fotos' sin cámara durante mi sequía de 10 años jamás lo habría retomado.

Jan Puerta dijo...

Yo a estas alturas ya no puedo salir de casa sin la cámara en la mano.
¿Enfermedad? ¿Obsesión? No lo se. Pero no puedo vivir sin hacer fotos a diario.
Hace años que no hago fiesta.
Un abrazo
Por cierto, buenos consejos.

XuanRata dijo...

Lo mejor de estas reglas es que no solo son aplicables al fotógrafo, son reglas de vida.

Xavi Piera dijo...

Pues Javier, se deja una regla suya, ..hacer desaparacer personas en sus fotografías..os recuerdo el fotoCAM

Josep Fábrega Agea dijo...

Excelentes consejos, desdeluego.

Ángel dijo...

Hola Andrés, se agradece que compartas este decálogo, inteligente y sensato. Transciende la pura fotografía.
Efectivamente la regla número 8 y 9 son excelentes propuestas, sin olvidarnos de la 10.
un abrazo

ANRAFERA dijo...

Muy agradecido por éstos interesantes consejos. Saludos y buen día.
Ramón

Juan Carlos dijo...

De todas la única que es estrictamente fotográfica es la primera, las demás son consejos muy buenos para seguir en la vida.

Saludos.

Araceli dijo...

Interesantes!
Me gustra ese sentido comun.
Como ya se hadicho anteriormente, son reflexiones que trascienden el mundo de la fotografía.
Gracias por compartir, ercanito.

ercanito dijo...

Lo cortés no quita lo valiente, Xavi. El decálogo es impecable.

De todas formas, y si no recuerdo mal, Javier renunció al premio de 20.000 eurazos a pesar de que no eran firmes las bases al respecto. Fue honesto ¿tarde? no sé, pero fue honesto.

Anónimo dijo...

Xavi, desaparecer una persona, no pluralices
No obstante como bien sabrás no hay nadie perfecto
Supongo que Arcenillas habla de reportaje, de publicaciones, de sentido y ética en el trabajo.
Catalogar un concurso cerrado de dudosa temática apadrinado por políticos no creo que sea la filosofía decente hombre.
Es mas me atrevo a afirmar que lo hizo para desacreditar y despolitizar un premio de prensa que paga un gobierno....
Eso es valor compañeros.... Y sentido común.
Cuanto mas incomprendido es el autor, mas sentido adquieren sus actos.

Javier Arcenillas dijo...

Muy amable por tu parte Andrés, pero no son mis reglas, tal vez lo redacte mal, son mis objetivos.
Normalizar el estado de la fotografía siempre desde mi punto de vista.
Para mi contar historias es una filosofía de vida que he tenido a bien hacer con imágenes. Realmente solo me importan e interesan aquellos de quien hablo y que de una u otra manera ilustran esas fotografías.
Así que nuevamente gracias.
Estos objetivos son pilares sobre los que cimentar una idea.
En ocasiones y por errores infantiles o decisiones desafortunadas no los cumplimos. Pero es entonces cuando mas consecuentes nos volvemos.
Xavi, Si nuestra capacidad de ver, apreciar y juzgar nos lleva a un solo punto es posible que no sepamos dirimir ni diferenciar un echo. En ocasiones hay errores que pesan pero esa justificación que planteas me da a mi mas razones para ser fiel a mis principios que argumentos para mis detractores.
Un afectuoso saludo a todos.

Fernando Pagán dijo...

Muchas gracias a Javier Arnecillas y a tí por estos 12 magistrales consejos.Siempre los tendré en cuenta. Un abrazo

Luis Calle dijo...

Es digno de tener en cuenta, por descontado.
Saludos