Amigos íntimos

Hay momentos en la vida cuya belleza es inversamente proporcional a la durabilidad.

15 comentarios:

Ducky dijo...

Qué ternura! Es una foto de postal.

Chapa dijo...

Empatia que vai durar muitos anos.

Ripley dijo...

una foto preciosa muy bien compuesta. tengo curiosidad por saber como recibió Mora al bebé. ¿le cambio el caracter? ¿celos? ¿o todo bien?
un abrazo

ercanito dijo...

Lo recibió estupendamente. Desde el primer día hemos dado muchos paseos con los dos, hemos jugado, le hemos dado de comer... para que ella vea que la presencia del niño no varía la atención que se le presta. Con tres años que tiene Mora todavía no la hemos escuchado gruñir ni ladrar, así que la nobleza de la perra también ayuda lo suyo. Hemos conseguido que se encanten.

Zapateiro dijo...

Me encanta :D

Vittese dijo...

Preciosa escena.
Saludos.

Nkg Fotografía dijo...

Cuánta verdad junta!!... Que toma tan simpatica...muy buena...

Saludos!!

XuanRata dijo...

Los niños ven y se comunican con el tacto. No es fácil mostrar ambas cosas en una sola imagen, como ésta. Por gustarme me gusta hasta esa persiana de luz que sirve de fondo.

Sencillamente maravillosa.

Ángel dijo...

Los buenos momentos siempre son efímeros, por eso los recordamos con tanto cariño y muchas veces, con nostalgia. La foto es entrañable, y la mirada de ese perro, casi enternece.
Un abrazo

frikosal dijo...

Preciosa toma !

Josep Fábrega Agea dijo...

Esta magnífico instante está muy relacionado con todo lo que hemos hablado en mi blog.

Lo ilustra perfectamente. Nada como la familia.

Mariluz dijo...

Qué escena tan tierna...Estos momentos hay que capturarlos con la cámara cueste lo que cueste. Son únicos :)
Un abrazo.

Martin Gallego dijo...

Jejeje, ésta seguro que te hacía mucha ilusión subirla...
Un abrazo!

ercanito dijo...

Cómo me tienes calao Martín!

Maria1000cosas dijo...

No hay más remedio que sonreír cuando la ves :):):)