Haití: 12 Meses después de la tragedia

Hoy hace justo un año que la tierra no hizo temblar sino reventar Haití. El terremoto de 7.0 grados en la famosa escala Ritcher no sólo ha supuesto una indescifrable cantidad de muertos (bueno sí, 222.500 fallecidos), sino que ha dejado descapitalizado el organigrama político del país, provocado un descendimiento de la calidad en las condiciones de vida que si antes eran de gran pobreza ahora son de gran pobreza extrema, y minimizado drásticamente las posibilidades de resurgir del país. Para colmar el infortunio el cólera se ha hecho epidemia y ya es otro terremoto para ciudadanos que carecen de servicios básicos para la salud como el agua potable o centros médicos de calidad. Se cuentan hoy más de 1.700 muertes por la enfermedad. Y esto no es todo: se suceden saqueos, violaciones a mujeres y niñas (!), robos de víveres, violencia en las calles...

Ocurre que, como el terremoto tuvo lugar en el epicentro cronológico de la gran crisis económica que los países desarrollados padecen, no se ha recibido la ayuda necesaria a pesar de que todos los contribuyentes exhiben con orgullo el dinero y la ayuda "prestada".

Pero entre tanto despropósito siempre aparecen los superhéroes. Allí sigue Medicos del Mundo, Acnur, Save de Children, Cruz Roja, Médicos sin Fronteras, Bomberos Unidos Sin Fronteras y demás organizaciones de corte asistencial. Y detrás de estas siglas y titulares hay personas, gente desinteresada que lo da todo, hasta su propia salud mental* para atender las necesidades de los que han llegado a perder todo. Repito, TODO.

Los superhéroes ponen la mano de obra al mejor precio, gratis, pero se precisa pasta para continuar las labores allí, por cuestiones obvias, así que como el día de hoy es señalado supongo que veréis en los telediarios un montón de actos, parafernalia política y resúmenes del año haitiano. Olvidaros de eso. Pensad que hoy nos necesitan tanto o más que hace doce meses, y que con la sola donación de unos euros, aunque sean cinco, se puede estar medicando a un niño cualquiera con ocho años, inválido, cuya madre, que es la única superviviente de la familia, está a punto de fallecer de cólera. O más básico todavía, se le puede estar dando agua potable.

Así pues, aprovecho para recordaros que en la parte superior derecha de este blog hay un enlace permanente a la Web de Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF) (aquí el blog) en el que podéis realizar tal donación con un sencillo pago por Paypal. Os sentiréis bien al hacerlo, y no hay excusas para lo contrario.

* Muchos de los voluntarios, a su regreso a casa, precisan ayuda médica especializada para atender severas secuelas psicológicas.

Pd: Si tenéis un momento mirad este vídeo de la intervención de BUSF en el rescate de dos supervivientes al terremoto.

8 comentarios:

Ángel dijo...

Parece que este mundo no cambiará jamás. Las ayudas se quedan entre la burocracia y la corrupción de estos países, las efemérides sirven para actos políticos que su único objetivo es ganar votos; y las soluciones, (me refiero a los cambios reales y profundos que transformarían la realidad de estos países) a Haití y tantos otros países nunca llegan. Sólo tenemos que analizar los últimos 100 años en la historia del continente africano ...
Siento esta visión pesimista (¿realista?).
Es un gesto importante tu entrada de hoy Andrés.
Un abrazo

luis dijo...

Completamente de acuerdo en todo lo que cuentas. Lo importante son las condiciones en la que se vive ahora mismo en este país, pero lo auténticamente lamentable, yo diría que denunciable, es el desentendimiento (por utilizar una palabra educada) de los gobiernos de los otros países, aquellos que cada día nos pasan por las narices en periódicos y televisiones, su gran ayuda a Haití.
Un saludo

ercanito dijo...

En ese orden de cosas, mirad este vídeo que esclare con concisión de qué manera viene y va el dinero a los países subdesarrollados:

http://www.youtube.com/watch?v=VlelJa79Juo&feature=player_embedded

Ana Manotas Cascos dijo...

Siempre es lo mismo, como dice Ángel este mundo no cambiara.
Un abrazo

Macachines dijo...

un poquito de historia :
http://lamingaenmovimiento.wordpress.com/2010/02/05/eduardo-galeano-haiti-la-maldicion-blanca/

Jan Puerta dijo...

Que fácil sería todo si el altruismo que demuestran ciertas instituciones y personas fuese el espejo en quienes compararnos e imitar sus acciones.
Un abrazo

Hellag dijo...

tanto tempo passado e tanto ainda por fazer...e quem deu não consegue ver trabalho "real"...

Ducky dijo...

Es doloroso ver que la desgracia arrastra aún más desgracia...
Y que sean las donaciones particulares lo que funciona mejor...es para que se mueran de vergüenza el resto de países y gobiernos.
Gracias por facilitarnos los enlaces.