Paseo

Si le ponéis una pega argumentada a la foto me haréis un favor. Eso me ayudará a mejorar la mirada y percepción de imperfecciones, pero ya garantizo de antemano que no va a cambiar mi gusto por ella. Os dejo, que me voy a imprimirla...

14 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Yo, simplemente me hubiera agachado mas para la toma, recortando la parte de arriba y dejando al descubierto el bólido donde va sentado. Pero si la hubiera realizado tal como tú, ahora mismo en lugar de escribir esto, también estaría imprimiéndola.
Un abrazo

RAFA PÉREZ dijo...

¿Qué mejorarías tú si no suera el que te despierta por las noches?

Me gusta la profundidad de la imagen, pero desde otro punto de vista hubiera sacado el triciclo entero y dejado fuera de la imagen el ¿perro? del fondo.

Macachines dijo...

Para mi la imagen tiene una lectura metafórica. El niño tiene ante si un camino que recorrer, se le presenta cruzado de sombras, tiene un obstáculo que sortear o ganarse, no se ve el final del camino, y el niño mira hacia atrás desde donde recibe el apoyo y el impulso. A mi lo que me sobra es la manija de control del triciclo.

Juan Carlos dijo...

De acuerdo con Jan y más aún con Rafa, quitando el perro. Los niños ganan más cuando te pones a su altura o, incluso, por debajo de ella.

Veo que siguen fabricando el mismo triciclo de hace 10 años con pequeñas variaciones.

Un abrazo.

kiko esperilla dijo...

Una chulada Andrés. Como regla general para fotografiar niños, hay que ponerse a su altura como te han dicho antes. Una vez que te acostumbras te sale de natural.

Luis Calle dijo...

Supongo que si no te arrodillaste o agachaste más para una perspectiva más cercana al niño y al triciclo mutilado fué para no resbalar en el charco que tenías a tus piés:¡que se te cae la baba !!...je,je.
Claro que te entiendo, como cualquier padre.
Un abrazo para ti y otro al pequeñín.

Martin Gallego dijo...

Jejejej, corriendo a imprimirla...
Buen año, y que tengas tiempo para descansar!
Un abrazo.

ercanito dijo...

Gracias a todos por participar.

Debo decir que agachado, a la altura de los ojos es como fotografío siempre (o casi) a las personas, y de ésta también tengo dos o tres, pero la foto que véis fue a conciencia así para situar la cabeza en el centro del aspa que forman las sombras.

Desde que he leído el comentario de Juan Carlos Gargiulo y un correo que me he cruzado con él, la foto me gusta aún más, porque es cierto que aunque no lo haya hecho así queriendo, el sentido metafórico que plantea es perfecto si no fuera por el mango que controla su dirección.

Como ya la tengo en papel, soy un pelín más feliz que ayer. Jeje...

ercanito dijo...

Léase Macachines en lugar de Garjiulo. Manías que tiene uno de poner apellidos a todos.

Ripley dijo...

yo creo que le falta un gorrito en la cabeza, que las orejas se quedan heladas aunque haga sol, en invierno no suele calentar, ya se que no es constructiva pero es lo que se me ha ocurrido, es que como yo tengo el mismo problema lo vi clarito desde el principio. feliz año

XuanRata dijo...

El acordeón de las sombras pliega y despliega la distancia como en un juego de yo-yo. Y esa mirada que dice "quitate ese trasto de la cara y empuja, hombre".

Yo solo cortaría un poco por arriba para que no aparezca el borde de la barandilla, me parece que la imagen gana en limpieza.

Un abrazo.

Ángel dijo...

Esa preciosidad de criatura requiere más protagonismo en la toma Andrés, no repito nada de lo que te han comentado, sólo desearte lo mejor en este nuevo año que arranca.
Un abrazo

luis dijo...

Yo como soy un jodido criticón voy a ponerle alguna pega que otra. Primero me hubiera puesto a la altura del modelo, segundo hubiera cortado perspectiva para atraer más la mirada hacía el modelo y tercero hubiese evitado esos cruces de sombras que tanto distraen.
Por lo demás entiendo tu punto de vista y lo respeto al máximo.
Imagino que habras tomado cuidado de no babear encima de la copia impresa.
Un abrazo

Ana Manotas Cascos dijo...

No te voy a poner ninguna pega a esta foto, si esta perfecta, la mirada del niño, la composición, y el encuadre.
Saludos