El color de la fotografía, y el uso que cada uno le da

Gracias a la fotografía he aprendido a observar detalles que pasaban inadvertidos antes de aferrarme a la cámara como un nexo de vida, y ahora soy más sensible si cabe en muchos otros asuntos gracias a esta condición de fotógrafo. Muchos consideraréis de soberana tontería que ahora sea capaz de adivinar la estación del año viendo una foto como ésta (si es que se procesa con transparencia), pero la espartilla me está gritando invierno, a pesar de que no se aprecia escarcha sobre sus hojas. La estación anterior, el otoño, es una explosión de color en la marisma en lo concerniente a la reina de las especies vegetales, y es mágico comprobar que en pocos días la marisma cambia tan radicalmente su apariencia. 

 
Estos son motivos por los que ya dejé de hacer fotografía en blanco y negro. Cuando te esfuerzas en ver la foto en color se multiplican las posibilidades a pesar de que es más complejo. Insisto, mejora tu capacidad de observación, lo cual es bueno para la fotografía como para otras cuestiones cotidianas. La foto de abajo ya la subí hace unos meses, me encanta. Es muy simple, pero contiene tonos fríos y cálidos en una proporción que me resulta agradable. 
Ahora tengo anotadas en la agenda las dos próximas fotos de Mi marisma, pero no es nada fácil. Entre horarios y mareas la primera foto tendré que hacerla el 21 de abril aproximdamente a las 21:00 contando con el cambio de horario de verano, y para el segundo probablemente tenga que esperar al otoño. Se trata de reunir tonos suaves fríos y cálidos en la misma fotografía, añadiendo un factor que es bastante complejo, el volumen. La teoría dice que hay que fotografiar con primeras y últimas luces, pero para eso cuando el sol está bajo no puede haber obstáculos entre medio, y la marisma tiene un problema grave con la presión urbanística. Con constancia y observación se logra, aunque se tenga uno que poner a remar una piragua de madrugada y quedar prácticamente incrustado en el lodo, como cuando hice esta última foto.

No tengo nada contra el blanco y negro, pero no renuncio a la fuerza visual del color. Probad, si queréis, pasar estas imágenes a blanco y negro con un simple desaturado y ajustes de niveles y ya veréis como no funciona ninguna de ellas salvo, si acaso, la primera.

Buen fin de semana.

11 comentarios:

Oddiseis dijo...

Tienes mucha razon pero creo que es mas una cuestión que reside en la mente creativa. Me explico: que toda fotografía es una construcción mental, una versión o una faceta de la realidad pasada por el tamiz del autor, que la carga con su intencionalidad. Quien tira en color busca cosas distintas (aspectos distintos) de quien tira en blanco y negro, por lo que las tomas en uno al pasarlas al otro carecerán de la fuerza intencional que tenían inicialmente (lo que también valdría para tomas ideadas en blanco y negro al pasarlas a color. Como cuando se ha añadido color digitalmente a películas clásicas en blanco y negro; me dan escalofríos solo de pensar en como serían "El halcón maltés" o "Casablanca" en color ... ).

Ángel dijo...

Estás haciendo un gran trabajo Andrés, no tengo ninguna duda.

En cuanto a lo que comentas sobre el color o el b&n, personalmente pienso que en el fondo se trata de una elección, no creo que prevalezca un revelado sobre el otro. Lo que en realidad destaca una fotografía entre otras muchas es su calidad, su capacidad de conmover y narrar.

De esto saldría un interesante debate

Un abrazo

luis dijo...

Yo creo que cada toma necesita unos ajustes diferentes en muchas de sus proporciones, luces, sobras, etc etc.
En este trabajo de expresión y lectura de la realidad para pasarla a fotografía son tantas las condicionantes que al fin yo creo que hay fotos que funcionan mejor con color y otras con b&n.
A me gusta mucho más el b&n pro hay tomas que las paso a color.
Un buen trabajo el tuyo de cualquier manera.
Un abrazo

Nonna dijo...

La última es extraordinaria. Saludos

ANRAFERA dijo...

Estupendas tomas, bien complementadas con tu razonamiento...independientemente del color o el B/N lo que interesa de una fotografía es aquello que transmite y sea interpretado por el receptor, de tal manera que unas veces se conseguirá con la visualidad de sus tonalidades y otras con la sutilieza del B/N.
Saludos.
Ramón

ercanito dijo...

Quede claro que no desprecio el blanco y negro ni tampoco critico a quien lo utiliza para sus fotos. Al revés, pienso que la variedad enriquece.

Efectivamente, es cuestión de gustos, y menos mal. Como dice Ángel, es un tema bonito para debatir, pero por internet podría quedar todo muy pedante. Mejor con unas cervezas de por medio, a ver si algún día...

Ahh, y mil gracias por las opiniones.

Jesús M. dijo...

Preciosas, todas, desde la primera hasta la última. Saludos.-

Jesús León dijo...

Muy interesante reflexión, la he incluido en el resumen semanal que hacemos en Xataka foto: http://www.xatakafoto.com/xataka-foto/galaxia-xataka-foto-del-19-al-25-de-marzo

Saludos

ercanito dijo...

Muchas gracias Jesús.

ENCARNA MARI dijo...

Acabo de entrar en tu blog y estoy gratamente sorprendida, así que me hago seguidora de el y con tu permiso voy a seguir disfrutando de tus imágenes.

Un saludo

ercanito dijo...

Claro Encarna Mari, quédate el tiempo que quieras.

Gracias.