Un poco de humor

"Recuerdo que el concurso al que nos presentamos fue organizado como presentación de un nuevo papel fotográfico llamado Gevalux. Al certamen presenté dos bodegones, uno de uvas y otro de granadas (completamente acordes con la estética en boga). Positivar estas imágenes me costó una gran cantidad de tiempo y trabajo. Aunque contaba con el único libro de técnica fotográfica que he poseído (cuyos pasos seguía escrupulosamente, por supuesto), no lograba nada, es decir, los papeles sumergidos en el revelador no mostraban ninguna imagen; por mucho que abriera diafragmas o duplicara los tiempos de exposición, seguían blancos. Al cabo de mucho tiempo me di cuenta de que lo que intentaba positivar eran los cartones separadores del propio papel fotográfico".

Francisco Cualladó (fotógrafo) sobre sus inicios, en 1956.
"La emoción construida"
Francisco Gómez
Ed. Lunwerg (1995)

1 comentario:

Oriol dijo...

Muy bueno... No sé por que, pero me ha recordado a mis primeros tiempos, cuando sabía todavía menos que ahora, y me dedicaba a aprender siguiendo también paso por paso las recetas que aparecían en los libros. Y es que siempre había obviedades que los libros o los manuales no contaban, y que a los ojos inexpertos resultaban perfectamente posibles. Si te contara cuantas horas pasé para montar mi primera ampliadora... pero cuanta ilusión, cuandeo finalmente funcionó...
En fin, gracias por tu poco de humor, y un saludo.