Espetos


6 comentarios:

Jan Puerta dijo...

No conocía la palabra. Te diré que me gusta.
En cuanto a esto de los brotes no conozco el proceso, pero si me lo cuentas me alegraras mis inviernos faltos de frescas verduras.
Un abrazo

Oddiseis dijo...

Es usted todo un sibarita ... Claro que, si no se cuida uno ¿quién lo va ha hacer?

Felices digestiones.

ercanito dijo...

Jan, te lo explico, pero estas cosas hay que hacerlas muy bien porque sino pueden ser peligrosas. Una conserva mal hecha causa, por ejemplo, botulimia.

Te explico:

Los tomates se tienen que pelar, y estrujar hasta que suelten casi todo el caldo. Una vez hecho esto, se introducen en botes de cristal y se va prensando todo muy bien para que quede poco aire dentro del bote. Cuando no cabe más tomate se cierra la tapadera y se deja el bote veinte minutos al baño maría. Eso hace que el aire que queda dentro salga a presión y el bote haga vacío. Esto sirve tanto para tomates como para pimientos.

En casa era una tradición familiar. Todos los domingos del verano las mujeres hacían las conservas mientras los hombre preparaban la comida.

ercanito dijo...

Por cierto, en el caso del tomate, se sabe que la conserva está mal hecha de dos formas:

Una porque se aprecia aire en el interior del bote.

Y la otra porque al abrirlo el tomate sale disparado y huele mal.

Si se hace todo bien, los picadillos en las tardes soleadas del invierno sientan igual de bien que una siesta.

Un abrazo.

MANDRAKE dijo...

En Segovia lo hacíamos a veces con sarmientos,el resultado de la poda de los viñedos.

ercanito dijo...

¿y son los mismos hierros?