Medio Fernando por Martín

Gracias al amigo Martín, que ha tenido la amabilidad de proponer este otro resultado posible de la foto anterior. Si Fernando fuera cantaor ya tendría portada para un disco. Jeje... Y es que, aunque no dispare nunca con intención de cambiar a grises, reconozco que el acabado es de buen gusto. ¿No os parece?

8 comentarios:

Ducky dijo...

Me parece un acabado excelente. En este caso, favorece la foto.

Jan Puerta dijo...

Pues es acertada. Las dos tienen su punto. Lo malo es que cuando ves dos versiones... uno nunca sabe por donde decantarse.
Un abrazo

Jorge Muñoz dijo...

Muy buen resultado; el ojo adquirio' fuerza y el acercamiento justifica la pose y mirada de este caballero (mas que en la foto anterior). Saludos desde muy lejos,
Jorge

XuanRata dijo...

Gran resultado, sí señor, muy velazqueña. Todo reducido a mirada y gesto.

Ángel dijo...

El monocromo facilita aislar lo superfluo, eliminar lo anecdótico, todo aquello que distrae, y centra la fotografía en su "aire" específico.
Sin duda mejor.
Un abrazo

ercanito dijo...

Ejemplo de subjetividad de la fotografía. Martín lo vio claro, queda mejor en grises y reencuadrando, acepté su ofrecimiento y aquí está su versión.

En mi opinión queda mejor así, pero se sesga parte de la realidad que me interesa conservar. Hicimos un retrato espontáneo, fruto de una conversación fotográfica, y él estaba sentado en una silla de anea junto a la lámpara. Dejar la lámpara en el encuadre era dejar a Fernando donde y "cuando" estaba, sin abstracciones espaciotemporales. Y el acabado de Martín es más sobrio, clásico, convencional... Fernando no es de esos, y para mí cuenta.

De modo que, quedándome con todos los acabados posibles porque lo que me gusta es la foto y hablar de fotografía, le daré a Fernando una copia de la original y le envío ipso facto las versiones de Martín.

Gracias a todos por estar ahí.

Martin Gallego dijo...

Huala! La has publicado! No era esa mi intención, te lo aseguro. Mira, he de confesar que al ver la foto de Fernando sentí una envidia nada sana, es una foto que me hubiera gustado hacer a mí. Aunque mi punto de vista seguramente hubiera sido más parecido a la versión en negro. Pero la expresión del "sujeto" es magnífica. Como podéis comprobar si comparáis las dos versiones, me he tomado algunas licencias con Photoshop para dejar la foto tal como me la imaginaba: he quitado la lámpara y modificado la sombra tras Fernando. Y si, el ojo también tiene un intenso trabajo aunque la intención es que pareciera natural. Ya veis, no hay secretos, y el comentario de Xuan es un halago muy grande para Andrés y por la parte que me toca: Velázquez junto con Goya dominaban la luz. Hoy hubieran sido fotógrafos.
Un abrazo y gracias Andrés de nuevo.

ercanito dijo...

Gracias a ti fenómeno!