Nacimiento del vouyerismo fotográfico, tal vez.

"Las máquinas son numerosas, adaptadas a los formatos normalizados. La reducción del tiempo de exposición permite prescindir más fácilmente de trípode y tiende a imponer cámaras más reducidas y manejables. Las cámaras profesionales siguen siendo de gran formato. 

 En 1899, aparece la primera cámara de marca Linhoff, enteramente metálica. La firma Voigtländer fabrica en 1905 un modelo práctico para placas de formato 9x12 cm. En 1913 aparece también la cámara réflex "Mentor" de Goltz y Brentmann. 

 La posibilidad de utilizar una máquina ligera y de sacar instantáneas implica la idea de que el fotógrafo pueda pasar inadvertido y, para ello, se inventan fórmulas insospechadas: cámara-revólver, disfrazada de sombrero o de corbata, "Vademecum" bajo forma de libro, "detective"  con aspecto de prismáticos, etc.".


Marie Loup Sougez.
Historia de la fotografía (10ª edición)
2006.

1 comentario:

Ángel dijo...

Qué tiempos ... Qué hubiera sido de los clásicos de la fotografía urbana con las restricciones y prohibiciones que campan en la actualidad. Nunca ha habido tantas limitaciones al fotógrafo ...
... claro que nunca ha habido tantos con cámara entre las manos dispuestos a lo que sea por una foto.

Abrazos