Hespéridae


8 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Tu luchas por sobrevivir... el blog, también.
Un abrazo

ripley dijo...

yo tambien estoy pensando cerrar el mio porque la ilusion que pongo en las fotos y las entradas no tienen eco, la gente no comenta y poner fotos pa ná, pues me entristece. Es como una muerte lenta de alguien a quien quieres mucho.

a veces pienso irme a otra plataforma, cambiar de identidad y probar fortuna en otro lugar pero no sé. en fin. yo es que de bichos paso.

un abrazo

Angel Corrochano dijo...

Venga cunnus!!! que no decaiga la fiesta. Pasmos por una crisis todos y lo sobrellevamos como buenamente podemos, unas veces se publica con más acierto otras con menos, Unas veces se puede comentar otras ni da tiempo (el maldito tiempo) ... pero abandonar nunca!!!!
Además has subido un macro delicado y bello.
Ánimo
Abrazos

Angel Corrochano dijo...

Acaso necesitas más razones para seguir???? ...
Otro abrazo

Juan Carlos dijo...

Como dice Ángel ¿qué más razones quieres para seguir? No nos prives de ver fotos como ésta?
Salu2

Jaime dijo...

La vacaciones son sanas...Un blog usado como lo hacemos nosotros -y no como una ventana a la fama- es un entretenimiento personal. Si se vuelve obligación...mala cosa, amigo. Cuando te apetezca sigue subiendo "mensajes en una botella", lo mismo un día te rescatan ;-)

ercanito dijo...

Pues eso, de momento seguiré subiendo alguna que otra foto suelta por no abandonar. Pero jode que no sean fotos nuevas buscadas a conciencia y sobre temas que quiero llevar "palante".

Gracias por el apoyo.

Martin Gallego dijo...

Son tiempos duros, por lo que veo por ahí no eres el único que deja el blog en standby. Pero es cierto, hay cosas mas importantes que mantener un blog. Por ejemplo: la familia, la salud, el trabajo, la fotografía, los amigos, el tiempo libre y alguna más que me dejo. Pero por si te sirve de algo, nos conocimos por los blogs en los buenos tiempos. Así que no te preocupes que la vida son ciclos, unas veces nos dejamos llevar y otras hemos de empujar.
Ahora toca empujar.