El tiempo de la pringue

¡Llega el tiempo de la pringue! Gastronómicamante, los últimos meses del año y los primeros del siguiente son los más ricos. Tenemos los campos mojados cargados de setas exquisitas como las tanas, josefitas, gallipiernos, níscalos... llegan las matanzas de los mejores cerdos del mundo, se comen migas los días de lluvia y todo tipo sopas y de guisos de patatas para entrar en calor. El 1 de noviembre termina la restricción en toda la Andalucía de hacer fuegos en el campo, así que llegan también los espetos de cordero asados con los gazpachos con tomates y pimientos conservados durante el verano al baño maría, y seguramente más de uno le hinca el diente a un buen revuelto de setas de chopo con espárragos trigueros entre tragos de los mostos de la tierra.

Si se os hace la boca agua leyendo esta entrada no dudéis en visitar la Sierra de Huelva en otoño-invierno. El buen comer y la buena gente están aseguradas, y si os gusta el senderismo, hay una red de vías verdes donde perderse y encontrarse.

Por cierto, es por pasión eh! que no me llevo nada por la publi...






Pd: un amigo vende la una Canon 450 D con dos objetivos estabilizados, el Canon EF-S 18-55 f 1:3.5-5.5 IS y el Canon EF 55-250 f 4.5-5.6 IS. Tiene once meses (el telezoom tiene ocho), por lo que el equipo al completo está dentro del periodo de garantía, y puedo dar fe de su poco uso. Además, regala unos cuantos filtros. Pide unos 600 €. Si alguien está interesado le mando un e-mail con su teléfono y os ponéis de acuerdo, pero conmigo al margen.

10 comentarios:

the dear Zé dijo...

grande foto, excelente n&b

saludos

ñOCO Le bOLO dijo...


Este post es una provocación en toda regla. Menos mal que una excelente foto consigue que se te perdone esa incitación a morir ahogados en nuestros jugos gástricos.
Blanco y negro genial.

Saludos

CR & LMA
________________________________

SantiZalamea dijo...

Felicidades por esta magistral toma en B/N. Si la toma es buena, no menos buenos, los jamones fotografiados; así que disfrutemos de las patas de los guarros cochinos y, ¿por qué no?, también de nuestra afición a este arte fotográfico...

Saludos,
Santi

Ducky dijo...

Qué bien huele esa foto, chico!!!
Y con el texto se me han despertado los jugos gástricos.
Ojalá pudiera ir... ;D

Ángel dijo...

Joer Andrés, eso no se hace, claro que se me hace la boca agua, sólo con imaginarme las viandas de calidad que nos describes. Sin duda la serranía de Huelva es un lugar del máximo interés, cultural, gastronómico y paisajístico. Conozco la zona en la época veraniega, tengo que plantearme seriamente visitar en otoño, lo malo es sacar unos días para poder hacerlo.
La foto es todo un canto al clasicismo en blanco y negro. Muy buena.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Si pillo yo eso hoy... Muy buena.

Marcos Muñoz dijo...

Menos mal que la toma está en B&N y que me acabo de levantar hace un rato, si no esto sería un castigo.

Fuera bromas. Bonita foto y muy buen contraste.

Martin Gallego dijo...

Me encanta la palabra "pringue", cada lengua tiene unas cuantas en que la fonética de las mismas se ajusta a su signifaicado, al menos bajo mi punto de vista. En castellano hay más, como "trajín", "perejil", etc, etc.
Esto que digo no tiene que ver mucho con la entrada, pero al leer el título no he podido dejar de comentarlo.
Un saludo.

Jaime Capote dijo...

Pringue pringue está colgando,
mangui mangui está mirando,
si pringue pringue cayera, mangui mangui lo cogiera. (Cantinela popular local).

Es que se me ha venido a la cabeza cuando ví la foto...Saludos.

kiko esperilla dijo...

Me has matao Andrés, toda la tecnología punta milenaria en esta entrada. Me rindo